Los indicios señalan hacia la boca

El mal aliento es desagradable e incómodo, pero puede tocarle a cualquiera. Nuestro breve estudio sobre bacterias revela de dónde procede realmente esta afección.

Una buena higiene oral previene que haya partículas de comida en la boca y, por lo tanto, impide que se den unas condiciones de vida ideales para las bacterias que, alimentándose de esos restos de comida, pueden crear sustancias que estén relacionados con ese mal aliento.