Ajo y mal aliento

Uno de los clásicos culpables del mal aliento para las personas, puede ser el ajo. ¿Qué lo causa? Y más importante aún: ¿cómo deshacerse de ello?

El consumo de ajo produce una sustancia denominada alicina, que es una de las responsable del típico olor a ajo que se puede distribuir por todo el cuerpo mediante la sangre. No solo provoca un desagradable mal aliento, sino que también se elimina transpirada a través de la piel y los pulmones. Un tradicional remedio casero, que dicen que funciona para evitar el olor a ajo es la leche, preferiblemente si se toma durante las comidas. Las grasas presentes en la leche, parece ser que impiden la propagación de compuestos de azufre, como la alicina. Otra tradición es, masticar hojas de salvia, que también puede ayudar.